Tiempo en familia

No podemos prevenir cómo será nuestro presente y nuestro futuro, pero si podemos darle una mirada amorosa a quienes tenemos cerca nuestro, para cuidarlos, quererlos y protegerlos.

 

Tiempo en familia.
Me quedo en casa, para cuidarme y cuidarte…

A nivel mundial vivimos una situación que ha generado cambios radicales en nuestra dinámica familiar, laboral y social, producto de la propagación del Covid-19. Sin duda, esta pandemia puede provocar incertidumbre, angustia e inclusive miedo, agregándole la permanencia total de nuestros niños, niñas y adolescentes en sus hogares sin poder seguir con su rutina diaria escolar y/o extraescolar.

Es necesario tener presente, que los/as niños/as pueden verse afectados emocionalmente igual o más que los adultos, ya que el cambio drástico de su rutina y el aislamiento social, puede provocar estrés, ansiedad, irritabilidad, cambios de humor, alteraciones en el sueño (pesadillas o terrores nocturnos), entre otros cambios de conducta.

Por tanto, hay que comprender que no se adapten con facilidad a lo que está ocurriendo, pero para ayudar a que sea más llevadero y que no termine cada conversación más bien en una imposición no negociable, el rol de los padres y familia toma gran relevancia, ya que son ustedes, quienes tienen la posibilidad de hacerlos más conscientes de lo que está ocurriendo, de su corresponsabilidad y fortalecer la idea de que para que esto termine o no se propague más, depende de todos, es importante que sepan que es un sacrificio colectivo, que el beneficio es mutuo y  que están contribuyendo al bienestar de todos.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*